Pleiotropía antagonista, envejecimiento y enfermedades

Nature Ecology & Evolution. Enero 2017

La senescencia ha sido durante mucho tiempo un desafío para la salud pública, así como un fascinante problema evolutivo. No hay una teoría universalmente aceptada para sus causas últimas, ni un consenso sobre cuál puede ser su impacto en la salud humana. Aquí probamos las predicciones de dos explicaciones evolutivas de la acumulación de senescencia-mutación y pleiotropía antagonista -que postulan que las variantes genéticas con efectos nocivos en las edades antiguas pueden ser toleradas, o incluso favorecidas, por la selección natural en edades tempranas. Usando datos de estudios de asociación genómica (GWAS), estudiamos los efectos de variantes genéticas asociadas con enfermedades que aparecen en diferentes períodos de la vida, cuando se espera que tengan diferentes impactos en la aptitud. Los datos se ajustan a las expectativas teóricas. A saber, observamos frecuencias de alelo de mayor riesgo combinadas con tamaños de efecto grandes para enfermedades de inicio tardío y detectamos un exceso significativo de variantes pleiotrópicas de principio a fin antagonista que, sorprendentemente, tienden a estar asociadas a genes relacionados con el envejecimiento. Más allá de aportar evidencia sistemática y genómica de las teorías evolutivas de la senescencia en nuestra especie y contribuir a la larga cuestión de si la senescencia es el resultado de la adaptación, nuestro enfoque revela relaciones entre patologías previamente no relacionadas, potencialmente contribuyendo a abordar el problema de una envejecimiento de la población. Ver más

Anuncios